¿Cuando sanas que sanas?

Cielo, Libertad, La Felicidad, Relevado, La Oración

“¿Como me duele el estómago? Que dolor tan fuerte tengo, y es muy seguido” Que voy hacer no aguanto” -dijo Cristina- “Tómate una pastilla para el dolor, tengo una medicina que te alivia muy rápido, a mi me ayuda en todos mis dolores fuertes” –comentó Eva – pero no abuses de ella solo se toma si realmente no lo soportas . Cristina la hermana, ni tarda ,ni perezosa, se la ingerió al momento que lo encontró, y tal como había dicho Eva, rápidamente tuvo alivio.

 

Durante un tiempo siguió tomando el analgésico en razón a que las molestias eran muy continuas, tenía casi dos años que padecía esos sintomas y nunca había ido con el doctor, el problema era que cada vez  se agudizaba más, pero como esas pastillas calmaban su molestia se mantenía sin más preocupación, si acaso aumentar un poco la dosis. Eva se dió cuenta que Cristina se había hecho casi adicta a  la medicina y tuvo que decirle “Oye Hermana creo que estas abusando de las pastillas ya te acabaste dos frascos y veo que no paras, ¿porque no vas a un medico para que te cheque lo que realmente tienes “ Creo que no se trata de un simple dolor agudo sino de algo más “  “Tienes razón –dijo Cristina- voy a tener que ir a un médico,  por cierto hay uno que me recomendaron muy bueno y es gastroenterólogo”

 

Cristina tomando en serio las palabras de la hermana fue a visitar al doctor que tanto le habían recomendado  “Pase señorita, “señalo el médico-. ¿En ue puedo ayudarla?

“Sabe. sufro una molestia constante en mi estómago y  aqui la siento,  los dolores son agudos, he estado tomando este analgésico que me lo desaparece, es de larga duración, ¿Cree que lo debo seguir tomando o que hago? –preguntó Cristina- El médico la observó, la analizó y le dijo que se hiciera unos análisis ahi mismo, creía que su caso no era grave. Al poco tiempo le llevó las radiografías , “Creo que tiene es una úlcera gástrica, le voy a recomendar este tratamiento y así fué.

 

Cristina tomo la receta y fué a surtirla a la farmacia, contenta porque ya había solucionado parte del problema, por fin sabía cual era su padecimiento. Estando en la farmacia se encontró con un amigo,  que era el medico de guardia, “¿Que hay Cristina, que te trae por aqui?” “Hola que gusto verte dijo la amiga, que haces más bien tu aquí? Soy el responsable de la farmacia , ¿que tienes? , un dolor agudo , pero me dijo el doctor que padezco una ulcera ? “Oye a propósito de ulcera ya van tres casos de personas que vienen con los mismos síntomas y no te quiero asustar  pero el diagnóstico fue equivocado-dijo el amigo- y la verdad el caso resultó más grave”, “No me digas que cÁncer, ja ja, bromeó Cristina, “AsÍ es –dijo el amigo. Los sintomas se confunden mucho, ¿Cómo? me estas diciendo que”………El amigo no la dejó terminar, solo le dijo “No te asustes chécate” “¿Lo dices en serio? ¿La verdad preferiría no haber  hecho el comentario, pero es tu desición”.

 

Cristina toda deprimida le habló a la hermana y le conto todo , Eva por su parte acaba de tener la mala experiencia de un conocido con las mismos síntomas. No le resultó raro lo que  dijo hermana y  rápidamente la llevó a un hospital de carncerología , en el camino Eva le fu platicando  el caso de su conocido y como se había alivido dándole ánimos a la hermana en caso de que los síntomas tueran esos. La buena noticia era que el se habia logrado salvar gracias a una persona que con técnicas diferentes habia rescatado la salud .

 

Efectivamente Cristina tenía cáncer pero aún empezaba y no se había diseminado. Tenía que entrar a quimioterapia. Eva le dijo que porque no probaban con esta persona que alivió a su conocido. O lo hacemos de modo paralela al mismo tiempo uno y otro tratamiento . El estado de ánimo de Cristina estaba en lo mas bajo  , sin embargo aceptó lo que le decía Eva. ¿Cual era ese secreto?

 

Llegaron con el terapeuta, el les explicó a las hermanas , “yo no curo a nadie solo le ayudo a conocer el origen de su problema, de donde vino y así tratarlo, ¿Como es eso dijo Cristina?. El tema en este caso esta relacionado con el coraje y el resentimiento, un enojo fuerte, necesitamos trabajar el amor y el perdón.

 

Así sucedió, la clave fue haber cencontrado el orígen . Las pastillas solo habían acallado el principal problema. No se estaba curando , esta acallando la voz que le decía fijate en mi tienes este problema, no había sanado, h  solo resolvía el síntoma, y vaya que sabía esconderse este. Al poco tiempo se liberó a tarvés de esas técnicas, otrogando perdón, usandomeaforas vivas, pnl y  los principios de la física cuántica etc. finalmente pudo sanar, esto coincidió cuando ella saó su rabia enterna del pasaddo que estaba profundamente escondida, entendió la magia del perdón y el amor y y se trnsformaron positivamente  sus pensamientos y emociones. No fué fácil, hubo muchas resistencias, pero entendó las señales de su corazón  que le decían que abía algo más profundo en ellas que solo las pastillas aquietaban un poco su voz interior.

 

Su Hermana le calcaba “Ya ves , te lo decía, esa adicción no me gustaba , era un mal indicador , que bueno que hoy sanas y está mas dispuesta a perdonar, es el pricipio de toda salud.  Entonces ¿Cuando curas que curas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Abrir chat
Hola Bienvenido a Consulting AG Martín. ¿En que podemos ayudarte?